P10100121. La resurrección de Cristo es uno de los principales dogmas de la fe católica.

2. Dogma es una verdad revelada por Dios, y, como tal, directamente propuesta por la Iglesia a nuestra fe.

3. Existen varios dogmas, entre otros está lo que celebramos la resurrección de Cristo.

4. Cristo resucitando por su propio poder confirmaba su divinidad, pues así lo había profetizado.

5. La resurrección de Cristo es prenda de nuestra propia resurrección. Es decir, todos participaremos de esta resurrección cuando llegue el final de los tiempo (que nadie sabe cuando será)

6. Nuestra resurrección no tiene nada que ver con la reencarnación del budismo y del hinduismo, hoy tan de moda. La reencarnación es falsa. Una vez muerto nadie puede volver a encarnarse en otro cuerpo. Son filosofías de muchos siglos antes de Cristo que para alguien que vive en pleno siglo XXI creerlas sería desconectarse del mundo real.

7. Es de fe que el hombre muere una sola vez y además lo constatamos en la vida ordinaria. No se reencarnará ni en otro hombre ni en un animal. Imagínense que alguien se reencarnara en una cucaracha: pobres de nosotros.

8. Resucitaremos con nuestro propio cuerpo y en la plenitud de nuestra existencia. Pero recuerda: un cuerpo glorificado como el de Cristo, pues este cuerpo que tenemos se lo comerán los gusanos, por muy buena que sea la calidad de la caja.

9. El que no entendamos el cómo puede suceder esto no quita que será una realidad, pues es dogma de fe. Y los dogmas recuerda: son verdades reveladas por Dios aunque no entendidas del todo por el hombre. Si entendiéramos las cosas de Dios seríamos como Él. Pero “hoy vemos como un espejo empañado, allá en la otra vida todo será clarificado”

10. Dios tiene soluciones para lo que nosotros creemos imposible, pues por ello es Dios. Y si tú no lo entiendes, no te preocupes, tu cerebro es un granito de arena en el océano no quieras igualarte a Dios, que esto sería imposible.

Redacción
contacto@periodicologos.org

.