footprints2El aposto san Pablo (1 Tm. 3, 8-10.12-13): pide que los diáconos sean dignos, sin doblez, sobrios en el beber, no dados a negocios sucios, que guarden el misterio de la fe con conciencia pura. Deben ser probados previamente, casados una sola vez y ejemplares en el gobierno de su familia (cfr. NB n. 30, 1).

Los Padres de la Iglesia (Didaché 15, 1; San Policarpo a los Filipenses 5, 1-2): hacen eco afirmando que deben ser dignos del Señor, pacíficos, irreprochables, no calumniadores, sin doblez, no amantes del dinero, pacientes-tolerantes, misericordiosos, diligentes, veraces y dispuesto a servir (cfr. NB n. 30, 2).

Cualidades humanas: “madurez síquica, la capacidad de diálogo y de comunicación, el sentido de responsabilidad, la laboriosidad, el equilibrio y la prudencia” (NB n. 32).

Virtudes evangélicas: “la oración, la piedad eucarística y mariana, un sentido de Iglesia humilde y fuerte, el amor a la Iglesia y a su misión, el espíritu de pobreza, la capacidad de obediencia y de comunión fraterna, el celo apostólico, la servicialidad, la caridad hacia los hermanos” (NB n. 32).

Según el derecho, para las órdenes: Ser varón (c 1024) de fe íntegra, recta intención, ciencia debida, buena fama, costumbres intachables, virtudes probadas, cualidades físicas y psíquicas congruentes con el orden que van a recibir (cfr. NB n. 31; c 1029: c 1051, 1o).

Por su actividad laboral: “Pueden provenir de todos los ambientes sociales y ejercer cualquier actividad laboral o profesional a condición de que ésta, según las normas de la Iglesia y del juicio prudente del obispo, no desdiga de su estado diaconal (NB n. 34; SDO n. 17) o resulte extraño, aunque no sea indecoroso, a su estado clerical (cfr. c 285, § 2).

Edad mínima. En cuanto a la edad mínima: 25 años para los célibes y 35 para los casados (cfr. NB n. 35; SDO n. 12; c 1031, § 2).

Exento de irregularidades: enfermedad psíquica (cfr. c 1041, 1o), apostasía herejía o cisma (cfr. c 1041, 2o), atentado matrimonio estando impedido para hacerlo (cfr. c 1041, 3o), homicidio voluntario o procurado el aborto (cfr. c 1041, 4o), quien dolosamente y de manera grave se haya mutilado a sí mismo o a otro, o haya intentado suicidarse (cfr. c 1041, 5o) o quien haya realizado un acto de potestad de orden (cfr. c 1041, 6o).

Insertos en una comunidad. Muy importante, la inserción en una comunidad cristiana: “Integrarse vitalmente en una comunidad y haber practicado con laudable empeño obras de apostolado” (NB n. 33).

Documentación: El aspirante, si es célibe, junto con la carta de solicitud de ingreso al propedéutico deberá presentar copia de acta de nacimiento, copia de documentos de estudios civiles, copia de actas de bautismo y confirmación, copia de documentos de estudios eclesiásticos; si es casado debe agregar copia de acta de nacimiento de su esposa, copia de acta de matrimonio civil y por la iglesia y carta de consentimiento de la esposa para que el aspirante pueda iniciar su formación; si es viudo debe agregar acta de defunción de su esposa.

Pbro. Gilberto Felipe Ascencio Torres
contacto@periodicologos.org