Fray Bigotón

Salido de un pequeño refugio animal de Bolivia llamado: “narices frias”, el pequeño can fue rescatado y adoptado por los frailes Franciscanos

Sus fotografías se han viralizado en Facebook debido a la alegría con la que aparece. Al perrito le sobra espacio para jugar y correr libremente, además de que cuenta con una fuente en la que a veces se refresca. Adorable.

Por su parte, los hermanos franciscanos están alegres con la presencia del can, pues dicen, San Franciso de Asis es el patrono de los animales, veterinarios y ecologistas, a los que considera como sus hermanos menores.

“Su vida es jugar y correr. Aquí todos los hermanos lo quieren mucho. Es una criatura de Dios”, comentó Fray Jorge Fernández, luego de que las imágenes se volvieran virales.

Les compartimos una pequeña galería…

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *