Fray Bigotón

Salido de un pequeño refugio animal de Bolivia llamado: “narices frias”, el pequeño can fue rescatado y adoptado por los frailes Franciscanos

Sus fotografías se han viralizado en Facebook debido a la alegría con la que aparece. Al perrito le sobra espacio para jugar y correr libremente, además de que cuenta con una fuente en la que a veces se refresca. Adorable.

Por su parte, los hermanos franciscanos están alegres con la presencia del can, pues dicen, San Franciso de Asis es el patrono de los animales, veterinarios y ecologistas, a los que considera como sus hermanos menores.

“Su vida es jugar y correr. Aquí todos los hermanos lo quieren mucho. Es una criatura de Dios”, comentó Fray Jorge Fernández, luego de que las imágenes se volvieran virales.

Les compartimos una pequeña galería…