san juan de la cruz

Hablar de san Juan de la Cruz, es intentar hablar de la obra de Cristo en la persona, de recorrer un camino aceptado, amado y buscado… “la Cruz”, no una cruz absurda, sino con  sentido pleno: asemejarse a Jesucristo, amar lo que él ama, tratar de contemplar la motivación suprema que lo condujo a encarnarse, a vivir entre la humanidad, a entregar su vida. 

San Juan es sin duda, el hombre que fue introducido a la  intimidad con Dios, en la cual pudo experimentar el amor infinito de Dios, y reconocer el cómo  podía realizar la voluntad de Dios, sin treguas.

¿A dónde te escondiste amado,
 y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste,
habiéndome herido;
salí tras ti clamando, y eras ido.
(Cántico Espiritual, extracto)

¿Cuántas veces hemos exclamado algo parecido? ¿Podemos decir que hemos experimentado esta ausencia de Dios? ¿Nos hemos dado cuenta de que lo más importante en nuestra vida es nuestra relación con Dios? De esto dependerá nuestra existencia eterna. De  esto es de lo que nos habla san Juan, nos quiere transmitir sus conocimientos y su experiencia para conducirnos a una excelente relación con Dios…

En la  noche dichosa, en secreto que  nadie me veía, ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía sino la que en el corazón ardía..
Aquesta me guiaba, más cierto que la luz del medio día
a donde me esperaba quien yo bien sabía en parte donde nadie parecía
¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que la alborada!
¡Oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!
(Noche oscura, extracto)

A través de sus poesías transmite las experiencias y los conocimientos, y en las explicaciones de éstos,  trata de describir el camino espiritual para llegar a la unión transformante con Dios, en donde el alma pasa a querer solo y todo lo que Dios quiere para ella, y que desea con toda su voluntad que Dios reine en ella, aunque esto le cause dolor o sufrimiento, llegar a ser como Jesucristo, que en todo realizó la voluntad de Dios.

Algunos de sus escritos nos hablan de una primera noche y de una segunda noche, y esto lo hace al referirse a la fe, donde a pesar de que vivamos situaciones que no son fáciles de sobrellevar, el alma se aferra en fe a Dios, pues se ha determinado a vivir solo para él, y se dispone a vivir las purificaciones, que no son otra cosa que lograr que el corazón lata solo por Dios.

¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya si quieres:
¡rompe la tela de este dulce encuentro!
(Llama de amor viva, extracto)

En la Llama de amor viva, nos habla del Espíritu Santo, en donde describe su acción en el alma y como estas acciones, dan al alma deseos grandes de ya no separarse de Dios,  es el último escalón de esta vida antes de llegar, después de la muerte del cuerpo, al encuentro definitivo con Dios. Nos podría parecer romántico, pero es más que eso, nos trata de exponer la atracción de la intensidad del amor Divino, el alma ama a Dios con toda su intensidad, con toda su capacidad de amar, pues experimenta este amor de Dios hacia ella.

San Juan nos habla constantemente del amor, entre muchas cosas nos dice que: “es más precioso delante de Él (Dios)  y del alma un poquito de  este puro amor y más provecho hace a la Iglesia, aunque parece que no hace nada, que todas esas obras juntas, por lo mucho que aprovecha  e importa a la Iglesia un poquito  de este amor… Al fin, para este fin de amor fuimos creados.” y “El lenguaje que Dios más oye solo es el callado amor”. Una frase muy práctica es: “toma a Dios por esposo y amigo con quien te andes de continuo…y sabrás amar”. 

En fin, san Juan de la Cruz, es un maestro como pocos, porque en sus escritos, encontramos  lo que es más conveniente para llegar pronto a la meta, que es amar a Dios totalmente. ¿Para qué damos vueltas y andamos buscando en otras partes, si tenemos a mano lo que es seguro y confiable en consejos e instrucciones para poseer a Dios, y que él nos posea?  Leamos confiados los escritos de San Juan de la Cruz, guiados por él llegaremos a Dios. Su fiesta litúrgica es el 14 de Diciembre, fue nombrado Doctor de la Iglesia, por las enseñanzas que nos ha legado en el recorrido espiritual. Acudamos a su intercesión para saber amar a Dios.

 

Hna. Maribel
Carmelita Descalza, ocd.
contacto@periodicologos.org

.